Comentando la Noticia

25 noviembre, 2019 en

 

Por Jesús Arnulfo Ravelo.-

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) envía formalmente al Senado la terna compuesta por Diana Álvarez Maury, Ana Laura Magaloni Kerpel y Margarita Ríos-Farjat como candidatas a ocupar la vacante que dejó Eduardo Medina Mora en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Nos comentan que Ricardo Monreal, coordinador de Morena en la Cámara alta y la mayoría de la bancada guinda respaldan a la actual titular del Servicio de Administración Tributaria, por lo que Ríos Farjat es quien se perfila para ocupar un asiento en la Corte, a menos que el Jefe del Ejecutivo diga lo contrario, o que la oposición en bloque impida la mayoría calificada. Atentos

La imposición siempre, pero siempre, genera oposición. Esto es algo que bien harían en tomar en cuenta nuestros protagonistas en el escenario político mexicano: el uso de la aplanadora conlleva el riesgo de invocar las leyes inviolables de la FÍSICA: “A toda acción, corresponde una igual y opuesta REACCIÓN” (incluyendo la de los electores).

Aunque, en Palacio Nacional, la postura es firme en cuanto a que los homicidios dolosos “los hemos estabilizado”, el hecho de que por todos lados esté agarrando vuelo el dato histórico, no “otros datos”, de que el 2019 terminará por ser el año más violento que se tenga registro en las últimas décadas está calando hondo en las perspectivas triunfalistas. ¿Será por eso que desde el subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta, hasta Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena, para empezar, hayan salido, desde ya, a amortiguar el peso de esta cifra tan perturbadora: 30 mil muertos?.

Peralta afirma que la estrategia “Abrazos, no Balazos”, ha funcionado. Que culturalmente se tiene que cambiar la dinámica para que las nuevas generaciones entiendan que no todo se arregla a golpes.Para Monreal son “coletazos de dos sexenios violentos”. Lo curioso es que ambos, el senador y el subsecretario, llegan a un mismo punto: Todo cambiará cuando estados y municipios hagan su trabajo. A buen árbol se arriman. Usted dirá ¿coincidencia o línea?.

Señoras y señores, damas y caballeros, estamos contra el reloj, se acaba el tiempo y vamos perdiendo el partido: anotar luce hoy, si no imposible, sí improbable. Sólo le quedan al Congreso norteamericano unas horas de sesiones oficiales y las pláticas del Representante Comercial de Trump, Lighthizer, y la lideresa de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, no han resuelto los “dos que tres” peros que están atorando la firma del nuevo Tratado comercial con Estados Unidos y Canadá que vendría a suplir al TLC, el cual el propio Lighthizer y su jefe Trump despapayaron recién arribados al poder.

HAY QUIENES creen que la jefa de los demócratas en el Capitolio nomás está espantando con el dead’s mat (el petate del muerto), pero hay otros que ven problemas de fondo. En específico dicen que la poderosa central obrera AFL-CIO sigue sin dar su brazo a torcer, al parecer porque no confía mucho en la reforma laboral aprobada en México. Y sin el respaldo de ese sector, Pelosi no va a quemarse. ¡Ni que fuera Mario Delgado!

Pero mientras nuestro gobierno es aguerrido y feroz en asuntos internacionales… como el de Evo Morales, que hasta casi-casi su “mañanera” tiene para pelearse con su oposición desde lejitos, aquí guardamos un sepulcral silencio ante las graciosas declaraciones de nuestros “vecinous” del norte.

En sus últimas arengas ya no lo ha mencionado y se remite sólo a los “abrazos”, pero alguna vez el Presidente Andrés Manuel López Obrador incluyó también los “besos” en su “sui géneris” estrategia contra la violencia, basada, además, en los “no balazos”. “Voy a volver a caminar hasta el Palacio Nacional, hasta tu casa, hasta la casa de todos, para cobrar el cheque que nos debes y el beso que me adeudas”, soltó Javier Sicilia, líder del Movimiento por la Paz y Justicia con Dignidad.

Danos tu opinión!

Formulario de suscripción

Sí, soy humano*

Se ha enviado un mensaje de confirmación; por favor, haga clic en el enlace de confirmación para verificar su suscripción.
El email ya esta en uso
Tienes que escribir un email
Tienes que cliquear el captcha
El captcha no es correcto